Carácter

Home / Business / Carácter

El carácter controla la única fuerza capaz de cambiar al mundo: la voluntad

  1. Manera de ser peculiar y privativa de cada persona que condiciona su comportamiento, su personalidad, sus emociones, etc., ante cualquier aspecto de la vida.
  2. Fuerza y elevación de ánimo natural de alguien, firmeza, energía.
  3. Conjunto de cualidad o circunstancias propias de una cosa de una persona o de una colectividad, que las distingue por su modo de ser u obrar de las demás.

Veamos el carácter como el factor que domina de forma intencional y consiente el comportamiento humano. No hablamos de una forma de reacción por naturaleza ante una situación aleatoria, incluso, la falta de dominio sobre el instinto natural de reacción hace notar una falta de carácter. Entendamos pues carácter como el dominio que se tiene de las emociones, pensamientos, reacciones, hábitos costumbres, virtudes y demás factores que componen la personalidad.

Todos tenemos emociones, todos tenemos preferencias, puntos débiles, sentimientos, impulsos, deseos, todos tenemos una personalidad, pero no todos tenemos un carácter que dirija todos esos rasgos que nos hacen tan complicados pero interesantes y únicos a la vez; el carácter es esa fuerza que determina si hacemos caso o no a nuestro impulso, es decir, no se trata de negar nuestra personalidad nada más porque si, esto tiene un significado mucho más profundo, se trata de saber cuándo hacer caso a ese impulso y estar dispuesto a vivir con esa decisión, esto me recuerda una frase de mis favoritas:

Decir si a algo significa decir no a cientos de otras cosas grandiosas.

Lo cual quiere decir que, tomar ese impulso, hablo de cosas tal vez sin importancia para nosotros, una compra mínima, la elección de un producto por sobre otro, por mencionar solo algunos ejemplos significa negarnos a nosotros mismos a otra gran compra, o la experiencia brindada por otro gran producto, claro es un ejemplo tal vez sin un sentido trascendental, pero tomar esta decisión requiere, aunque poca, cierta cantidad de carácter.

Tener carácter no debe confundirse con una personalidad explosiva que es lo más común, de hecho, por lo general las personas explosivas y “de carácter fuerte” en realidad no tienen carácter pues no hay nada que regule esa personalidad, no hay nada que dirija a esa conducta de acuerdo a principios y valores.

No llamemos “de carácter fuerte” al que explota sin freno o establece su opinión por sobre las demás, sin ninguna clase de principio que rija ese comportamiento, llamemos de carácter fuerte a quien mantiene su opinión a pesar de las demás y a quien con deseo de explotar a cada instante es selectivo. Llamemos hombre o mujer de carácter a quien teniendo personalidad… se conduce con carácter.

Durante los siguientes meses estaremos hablando sobre estos principios y valores que consideramos virtudes de un carácter honorable y respetable que nos ayude a ser auténticos y verdaderos, no significa encajar en una sociedad determinada, significa tener identidad propia en una sociedad determinada.

Comments(0)

Leave a Comment